ARTÍCULO: «Las aplicaciones que cambiaron la forma en cómo viajamos»

¿Quiénes somos? / ¿Qué es el Benchmarking  / Cotice su estudio

Alojamiento, transporte, cotización de pasajes y formas de pagos son algunos de los beneficios que han generado en el desarrollo del mundo de las apps relacionadas al mundo del turismo. Si bien han ayudado a los usuarios y al mundo privado, no han sido ajenas a estar en medio de polémicas y más de un gran dolor de cabeza han generado en su competencia más tradicional.

Uno de los primeros beneficios de la incorporación de la tecnología en la industria del turismo fue el ahorro del papel y el tiempo. Esto, gracias a los servicios de navegación y dirección que entregan las rutas más óptimas, ya sea a pie, en auto o servicios de transporte público.

Pero el desarrollo tecnológico en este sector no solo se quedó ahí y hoy tienen incómodos tanto al servicio de hotelería como el de las agencias de viajes. De hecho, esta sería una de las principales causas de la reciente quiebra del gigante británico de viajes, Thomas Cook.

Uno de los pesos pesados en el rubro de las plataformas digitales del turismo sin duda es Airbnb. El servicio tiene presencia en más de 190 países, está compitiendo mano a mano con las cadenas de hoteles o servicios de hospedajes de menor tamaño al ofrecer un servicio a un menor precio que la competencia. Además, ha generado molestias en algunas autoridades a nivel mundial ante la falta de regulación de este servicio y la especulación de quienes tienen propiedades solo para dedicarse a esta actividad. Por ejemplo, la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, le ha declarado la guerra a las apps por culpa de quienes tienen departamentos en el centro de la ciudad solo para este negocio y no para quienes buscan una propiedad para vivir.

Los servicios de Airbnb a la fecha también han expandido su oferta a actividades turísticas y recomendaciones de lugares. De hecho, esta compañía informó que ganó “bastante más” de US$1.000 millones de dólares en ingresos en el segundo trimestre de este año y se prepara a salir a bolsa en 2020.

Pero el mundo de las aplicaciones no tan solo ha significado un problema para el sector de turismo tradicional. También ha sido un aporte. Por ejemplo, la plataforma Booking.com ha permitido ofrecer en un mismo sitio web la oferta completa de alojamientos, vuelos, arriendo de medios de transporte, y oferta turística, entre otros. En otro ámbito están servicios como el de Trivago, que permite comparar los precios entre distintos hoteles.

El servicio de transporte, por medio de las aplicaciones, también ha facilitado la forma de moverse en otros lugares o países. La presencia mundial de los servicios tipo Uber permite usar una cuenta registrada en el país de origen en cualquier otra parte del mundo donde el servicio tenga cobertura.

Además, otros de los aspectos que facilitan a la hora de viajar son las formas de pago. Esto, ya que se han masificado más allá del dinero en efectivo y las tarjetas emitidas por los bancos. En esa línea, el pago por código QR o las nuevas formas de comprar impulsadas por los gigantes tecnológicos como Apple y Google son algunos de los ejemplos que han simplificado la forma de comprar a nivel internacional.

Por su parte, las aerolíneas y servicios de buses tampoco han sido ajenas a la implementación de las apps en sus servicios. Ya sea a la hora de volar o transportarse por tierra, los procesos de compra de pasajes, check-in y hasta los mismos pasajes pasaron del papel físico al celular, entre otros procesos que se han modernizado.

Fuente: Pulso (26/09/2019)
Benchmarking. Información de la competencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.