ARTICULO: El consumidor peruano cambia de hábitos, venta directa pierde espacio.

Dentro del nuevo modelo económico que se plantea en el Perú, uno de sus más antiguos y eficientes canales de venta parece estar perdiendo campo de acción. Las ventas directas o puerta a puerta se ralentizan. 

El gran desarrollo inmobiliario comercial, que se expande hacia las provincias, facilita la consecución de los bienes en tiendas cada vez más cercanas de las viviendas de los consumidores; con mega tiendas físicas y excelentes canales de retail virtual, los gigantes de la talla de Ripley, Falabella, Paris, entre otros, hacen que las ‘ventajas’ de la venta directa pierdan argumentos.

Cifras oficiales reveladas tras la investigación del consumidor Cantar Worldpanel (KWP) indican que las ventas de productos de belleza, maquillaje y perfumería por el canal de puerta a puerta o canal directo se redujeron en un -5% durante el 2016, aún ante la inminente expansión de marcas como Natura y Mary Kay en el país.

Al tiempo que las tiendas por departamento, centros comerciales y tiendas independientes ganaron unos cuantos puntos porcentuales sobre el global del comercio.  El consumidor peruano evoluciona y cambia de hábitos, imponiendo nuevos retos a los retailers locales.

Fuente: www.america-retail.com  31/05/2017
Ebench servicios de Benchmarking. Información de la competencia