ARTÍCULO: «Tarjetas virtuales: diferencias y similitudes de MACH y Superdigital»

¿Quiénes somos? / ¿Qué es el Benchmarking  / Cotice su estudio

En ambas, es requisito ser mayor de edad y tener RUT chileno.
Santander ingresará próximamente a un negocio donde Bci es el único actor. Actores del mercado valoran la iniciativa que promueve la inclusión financiera.

El desarrollo de productos y servicios financieros digitales se ha convertido en el medio para captar nuevos clientes en la banca y los medios de pagos digitales son parte de esta tendencia.

A pocos días de su estreno oficial, la nueva tarjeta virtual de Santander “Superdigital” ingresará a un nicho de negocios donde competirá con MACH de Bci, que ya tiene más de 1,2 millones de clientes.

Esta última comenzó a operar en 2017, siendo en un inicio una aplicación para hacer pagos entre contactos e incluso dividir cuentas, funcionando con un sistema de prepago. Actualmente, permite retirar pagos a la cuenta bancaria y tener una tarjeta virtual con la cual se pueden hacer transacciones internacionales sin costos de comisión.

El gerente de MACH, Ignacio Larraín, explica que las transferencias a esta cuenta se cargan en una billetera virtual Visa, la que puede hacer una conversión automática de pesos chilenos a dólares. “Con el dinero que tienes en MACH podrás pagarles a tus amigos y comprar en comercios online nacional e internacional, recibir pagos de tus contactos sin la necesidad de tener un digipass. Sólo necesitas tu clave o huella dactilar”, destaca.

Tres tipos de plan

Banco Santander no se quedó atrás y presentó el lunes a los agentes del mundo bursátil la tarjeta de prepago física o virtual Superdigital, que permite realizar compras internacionales. Se diferencia en que tiene tres tipos de planes: el Zero, el One y el Family.

El primer plan es gratuito y similar a MACH, pero los otros dos tienen costos mensuales de $3 mil y $6 mil respectivamente y permiten acceso a más de una cuenta y tarjetas de prepago físicas, además de la virtual.

Otra innovación que tienen en común MACH y Superdigital es que no sólo permitirán hacer pagos en comercios, sino también retirar dinero en cajeros. En sus respectivos bancos -Bci y Santander-, ambas aplicaciones pueden realizar esta función sin costos de giro, pero con un límite diario.

Los requisitos para obtener estas tarjetas virtuales son mínimos, lo cual también contribuye a facilitar la bancarización. “Para tener MACH sólo basta tener un RUT válido en Chile y ser mayor de 18 años. Las personas de la tercera edad y extranjeros residentes en el país también pueden tener si cuentan con un RUT chileno”, destaca Larraín. El sitio web de Superdigital exige los mismos requisitos para quienes quieran la tarjeta.

Mercado más accesible

El académico de la Universidad de Chile, Hugo Caneo, destaca que con estas innovaciones se hará más accesible al mercado financiero a las personas no bancarizadas,

permitiéndoles obtener menores tasas de interés o mejores condiciones de financiamiento. “Su presencia incrementa la competencia entre los medios de pago, lo que es una buena noticia por cuanto debieran ofrecer mejores condiciones de precio y calidad de servicio a los usuarios de tales medios”, opina.

Respecto a las implicancias que tienen estos nuevos productos, el cofundador de la plataforma Uanbai y profesor de la Universidad Adolfo Ibáñez, Francisco Troncoso, destacó que también dependerá de cuánto se adapte el comercio. “El impacto respecto de las formas convencionales de pago se verá en la medida que una gran cantidad de comercios empiecen a aceptar estas plataformas como medios de pagos por sus bienes y servicios”, explica.

Fuente: Diario Financiero (01/08/2019)
Benchmarking. Información de la competencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *