ARTÍCULO: «CMF cambiará esquema de supervisión y creará Intendencia de Protección al Consumidor»

¿Quiénes somos? / ¿Qué es el Benchmarking  / Cotice su estudio

La idea del regulador es avanzar hacia un sistema de twin peaks que tiene dos pilares: la fiscalización prudencial de la solvencia de los actores y la conducta del mercado.

Una de las decisiones más importantes que debe tomar en el corto plazo la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) es definir su modelo de supervisión y regulación definitivo, luego de absorber a la Superintendencia de Bancos hace poco más de un año.

La opción que corre con ventaja es establecer un modelo de twin peaks (ver recuadro). Al menos esa fue la señal concreta que dio el vicepresidente de la CMF, Christian Larraín, en una presentación en el Congreso, realizada el 23 de junio.

“El tema de la protección al cliente es tan relevante para nosotros, que dentro de nuestra futura estructura organizacional de régimen consideramos de vital importancia contar con una Intendencia de Supervisión de Protección al Consumidor, del mismo rango que la Intendencia del ámbito de Supervisión Prudencial”, dijo Larraín.

El comisionado también señaló que se está trabajando en un modelo de supervisión de conducta de mercado que incluya a todos los sectores regulados por la CMF.

“La CMF también está trabajando en una supervisión eficaz, no sólo en la regulación. Es un modelo de supervisión transversal -para bancos, seguros, valores- de las prácticas de las entidades financieras en el ámbito de conducta de mercado y de protección al consumidor”, indicó.

“Cumbres gemelas”

La creación de una Intendencia de Protección al Consumidor al interior de la CMF cambiaría su actual diseño institucional actualmente de silos (bancos, valores y seguros).

“Eso es la traducción del modelo Twin Peaks”, dice el exSuperintendente de Valores y Seguros, Alejandro Ferreiro, respecto a la presentación de Larraín.

El diseño de “cumbres gemelas” como se conoce al twin peaks que implica dos objetivos: supervisión prudencial de la solvencia de los actores por un lado, y por otro, de conducta de mercado.

“Básicamente, lo que está apuntando la CMF es irse estructurando de manera de parecer o asemejarse a esta lógica de énfasis en las dos dimensiones de supervisión”, añade Ferreiro.

Consultados por DF, desde la CMF indicaron que “una vez integrada la parte administrativa y de soporte de la CMF, nos hemos abocado al trabajo de integración de las áreas core, lo que nos permitirá arribar a un nuevo modelo institucional como regulador integrado. Esperamos que ese proceso, que considera las recomendaciones del FMI y la experiencia comparada de otros reguladores a nivel internacional, como la del Banco de Irlanda o los reguladores financieros canadienses, concluya durante el segundo semestre de este año”.

Tensiones de los dos pilares

La idea de la CMF está lejos de ser nueva. En 2011, el entonces ministro de Hacienda, Felipe Larraín, recibió de manos del presidente de la Comisión de Reforma a la Regulación y Supervisión Financiera, Jorge Desormeaux, una propuesta que incluía pasar a este modelo de supervisión.

Dicha instancia se creó para sacar conclusiones a partir de la crisis financiera global de 2008 y aplicarlas a la regulación local.

Ferreiro, quien participó de la llamada “Comisión Desormeaux”, indica que pueden generarse “tensiones” entre los dos pilares de supervisión.

“En un extremo, si yo le reconozco todos los derechos a los consumidores en algún punto esto puede significar afectar la solvencia de las instituciones. En una discrepancia sobre si procede o no procede pagar un seguro, un fallo a favor del consumidor -que es lo que el Intendente de Conducta de Mercado quisiera- en un extremo se puede poner en riesgo la misma solvencia de la compañía”, explica.

“El modelo twin peaks puede transformarse en una pesadilla regulatoria”, dice el también exSuperintendente de Valores y Seguros, Fernando Coloma.

“Participé del mundo de los reguladores internacionales y uno veía que avanzar hacia allá tenía problemas serios a veces porque la conversación entre estos dos pilares no se producía o no era muy fluida”, acota.

La experiencia de Inglaterra que la llevó al twin peaks

El término twin peaks fue acuñado en 1995 por el exgerente del Banco de Inglaterra, Michael Taylor. Fue en el Reino Unido donde se implementó este modelo en 2013, una vez pasada la crisis financiera, luego de que el regulador tripartito fallara en 2007. En dicho sistema no existían definiciones sobre los límites de los tres reguladores, la Autoridad de Servicios Financieros (FSA, su sigla en inglés), el Banco de Inglaterra y el Tesoro. La crisis financiera se destapó en el Reino Unido cuando Northern Rock, el quinto banco en hipotecarios, fue apuntado por el Banco de Inglaterra por problemas en sus créditos, que podían afectar al sistema. Sin embargo, la FSA hizo caso omiso de estas advertencias y estalló la crisis.

Fuente: Diario Financiero (02/07/2020)
Benchmarking. Información de la competencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *