ARTÍCULO: «Billeteras virtuales y tarjetas de prepago se multiplican en Chile en línea con el nuevo reto digital»

¿Quiénes somos? / ¿Qué es el Benchmarking  / Cotice su estudio

Mientras el concepto detrás de las billeteras virtuales busca reemplazar el uso físico de efectivo y tarjetas para pagar, cobrar y transferir, y las tarjetas de prepago ofrecen un medio para realizar compras o costear cuentas con el límite del dinero que se le haya cargado previamente (evitando deudas e intereses), en algunos casos la diferencia es tenue y mejor aún, varios competidores ofrecen en el país ambos modelos en un mismo producto.

Durante el último tiempo ha crecido la oferta en Chile de mecanismos novedosos que facilitan que más personas puedan suscribirse a servicios, hacer compras en el extranjero o retirar efectivo de cajeros automáticos, entre otras funciones. Destacan entre estos productos las billeteras o monederos virtuales y las tarjetas de prepago.

Las billeteras virtuales son aplicaciones para smartphones que permiten “tener dinero de manera electrónica, usando el celular y no una tarjeta de plástico tradicional”, explica Sebastián Ríos, académico de Ingeniería Industrial de la Universidad de Chile. La idea, agrega, es hacer compras sin manejar efectivo y realizar pagos o transferencias sin recurrir a cuentas bancarias o tarjetas de crédito, a las que no todos pueden acceder y que tienen intereses y costos asociados. Como una billetera del mundo físico, pero en el campo virtual. Asimismo, “son más seguras que el plástico”, indica, si se usan mecanismos de autentificación biométrica de los celulares, como reconocimiento facial o huella digital.

Matías Spagui, country head de Mercado Pago Chile y presidente de FinteChile, explica que “en el mundo existen tres conjuntos de billeteras”, estando en un primer grupo aquellas “de ‘tokenización’ de tarjetas, como Santander Wallet, que digitalizan tu tarjeta de crédito. Estas permiten pagos sin contacto en una máquina POS en un local comercial”.

El segundo tipo, continúa Spagui, son las billeteras asociadas a su propio medio de pago —como MercadoPago— que posibilitan comprar en comercios, recargar el celular y pagar servicios básicos agregando al monedero digital otras tarjetas de crédito o débito. Finalmente, concluye el presidente de FinteChile, “están las billeteras virtuales cerradas, que son únicamente prepago”, y funcionan a través de la recarga de una tarjeta de prepago —generalmente también virtual.

“Entendiendo que una billetera virtual es mucho más que una tarjeta de prepago, es importante destacar que la mayoría también tiene una tarjeta de prepago asociada”, añade Spagui.

Sergio Eguiguren, abogado y socio de Barros y Errázuriz, explica que en Chile la Ley 20.950 de 2016 define a las tarjetas de prepago como medios de pago limitados al dinero que le carguen los usuarios, que sus emisores pueden cobrar las comisiones que definan, y que no devengan intereses. Así, estas tarjetas permiten hacer compras o pagar cuentas limitándose al dinero cargado en ellas, evitando deudas e intereses, y permitiendo suscribirse o comprar en servicios internacionales para los que antes se requería una tarjeta de crédito o una cuenta bancaria.

En Chile el mercado se ha ido ampliando y sofisticando. Hoy, entonces, existen servicios como Mach, Superdigital y Tenpo, que funcionan como billetera virtual y tarjeta de prepago; junto con las que son solo digitales, como Santander Wallet y Mi Banco del Banco de Chile, y las que son estrictamente tarjetas de prepago, como la de Los Héroes y Dale, y Coopeuch.

Los pagos en el mundo real de estas billeteras digitales pueden ser hechos a través de la lectura de un código QR, o acercando el celular a una máquina POS.

Doble rol: billetera digital y prepago a la vez

Si bien en países de baja bancarización las aplicaciones de pago han surgido al margen de estas instituciones financieras, en Chile los propios bancos tomaron la delantera, dado que antes de la Ley 20.950, eran los únicos que podían hacerlo. Por eso, una de las primeras billeteras virtuales o e-wallet en Chile fue Mach, del Bci, que incorpora una tarjeta de prepago. Con más de 2 millones 300 mil usuarios, no cobra comisión y además de pagos a tiendas chilenas y extranjeras, permite retirar dinero desde cajeros Bci, además de hacer transferencias entre personas con Mach sin intercambiar datos bancarios. Basta tener el número de teléfono del receptor, leer un QR o conectar ambos celulares por bluetooth

Mach ofrece una tarjeta de prepago Visa física sin comisiones ni costos de mantención. Obtener la tarjeta física cuesta $4.990, lo que incluye despacho. Ignacio Larraín, gerente de Mach, señala también que “cada vez son más los comercios que integran Mach Pay, un pago generado por QR”. Del mismo modo, el ejecutivo detalla que han incluido el pago de cuentas a empresas como Aguas Andinas, Abastible y Movistar.

Asimismo, cuenta que con Mach se pueden crear tarjetas de crédito virtuales, que posibilitan comprar y pagar servicios online como suscripciones a Netflix y Steam o compras en AliExpress y Amazon. Las compras en tiendas chilenas se hacen a través del mismo módulo de WebPay usado para las tarjetas de crédito y débito, que ahora cuenta con la opción prepago.

El Banco Santander lanzó oficialmente a fines de abril en Chile Superdigital, una combinación de billetera virtual y tarjeta de prepago Mastercard virtual con opción física. El producto es parecido al anterior, permitiendo realizar transferencias a contactos del teléfono con la aplicación, giros desde cajeros del Santander en Chile y el extranjero y comprar en internet, también en el país y en el exterior. Por otro lado, Superdigital permite transferir a cuentas bancarias y hacer depósitos en los cajeros que lo permitan.

Hamish Wood, responsable de Superdigital, explica que “para registrarse basta la cédula de identidad y tener mínimo 18 años. No pedimos liquidaciones de renta, ni certificados de Dicom”. El ejecutivo agrega que “la apertura es muy sencilla: el usuario descarga la app desde una store (iOS o Android) e inicia el proceso de creación de cuenta en la app”.

Más aún, “no cobramos costos transaccionales, no tenemos límites de saldo y estamos conectados al sistema interoperable de bancos para recibir y transferir dinero sin costo ni restricciones”, asegura el ejecutivo. Inyectar recursos a Superdigital se puede hacer con transferencias desde cualquier banco en Chile, depositando en efectivo desde un cajero o bien recibiendo en Superdigital abonos, sueldos, pensiones o devoluciones de renta, añade Wood.

Otra alternativa que incorpora las dos modalidades es la del holding financiero peruano Credicorp. Se llama Tenpo, y su tarjeta de prepago es Mastercard. Sus requisitos son ser mayor de 18 años y tener un smartphone. Esta permite comprar en tiendas virtuales internacionales y registrarla como medio de pago de distintos servicios en Chile. La aplicación también permite transferencias entre usuarios. Tenpo, a su vez, está registrada ante la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) como un emisor de tarjetas de pago con provisión de fondos, al igual que una filial creada por Los Héroes para tal efecto.

Minoristas se suman a través de sus bancos

Desde mayo Falabella ofrece Fpay, billetera virtual que permite realizar pagos con el teléfono y a través de códigos QR. Hasta el momento funciona solo asociada a la CMR o con tarjetas de crédito de cualquier banco o emisor, aunque pronto, señalan, sumarán tarjetas de débito. Tiene entre sus funciones la transferencia a otros Minoristas se suman a través de sus bancos usuarios de la misma app y hacer pagos en Falabella y Tottus y pronto, Sodimac — habrá más comercios adheridos, dicen desde Falabella—, tanto en locales como e-commerce. Los usuarios pueden descargar y utilizar la app sin costo ni comisiones para transferencias y pagos con QR. El sistema pronto será lanzado en Perú y Colombia, agregan.

El año pasado Banco Ripley lanzó Chek, que “permite transferencias entre personas, pago en comercios con QR y en Ripley y Ripley.com. Para comprar, el usuario solo debe cargarle dinero a través de transferencia o Webpay”, detalla Santiago Faz, gerente comercial de Chek, Banco Ripley. A seis meses de su lanzamiento, agrega el ejecutivo, Chek tiene “más de 210 mil usuarios enrolados y 11 mil comercios adheridos”.

La opción del prepago de cajas y cooperativas

La caja de compensación Los Héroes entrega una tarjeta de prepago Mastercard, exclusiva para sus afiliados. Esta “permite realizar compras presenciales nacionales e internacionales, acceder al comercio electrónico, realizar giros en cajeros automáticos y efectuar transferencias de fondos”, indica el sitio web de la institución. Eso sí, la opción de Los Héroes tiene cobros por mantención —cerca de $1.500 mensuales—, por los giros —unos $470 cada vez, después del primer giro del mes— y por consultas de saldo en cajeros automáticos.

Coopeuch tiene una tarjeta de prepago digital Mastercard, llamada Dale. La ofrecen sin requisitos más que ser mayor de edad y tener RUT, y sacarla cuesta $3.500. Permite pagar servicios internacionales por internet, pero no chilenos. En Coopeuch aseguran que no tiene costos de transacción ni de mantención. Se recarga a través de transferencia desde Coopeuch o bancos o en efectivo en locales de la entidad.

Solo digital, una de las apuestas de la industria financiera

De las opciones que solo son billetera virtual está OnePay, de Transbank, donde el usuario se registra una vez con cada comercio al que quiere pagar, y no necesita volver a ingresar sus datos para realizar nuevas transacciones, solo ingresar un PIN —clave numérica. Siendo de Transbank, funciona con todas las tarjetas de crédito chilenas y casi todas las de débito tradicionales, con el sistema Redcompra —no las de débito o crédito prepago. Se pueden solo pagar compras en internet, no en comercios físicos. A través de OnePay es que funciona la app de pagos y fidelización de Starbucks.

También hay bancos que ofrecen billeteras digitales, como la Santander Wallet, que funciona asociada a las tarjetas de crédito Mastercard emitidas por la institución —y solo con Android—, o Mi Pago del Banco de Chile, que permite hacer transferencias entre clientes de la entidad sin necesitar saber su RUT, teniendo sus números de teléfono, leyendo un código QR o a través de un mensaje dentro de la app. Asimismo, Google Pay (o GPay) es la billetera de Google que en Chile funciona a través de la tarjetas CMR Visa de Falabella y Visa crédito del Bci.

Fuente: El Mercurio (13/06/2020)
Benchmarking. Información de la competencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *