ARTÍCULO: «Auto: ¿Conviene el seguro por Km recorrido?»

¿Quiénes somos? / ¿Qué es el Benchmarking  / Cotice su estudio

Pagar el seguro -o una parte de éste- sólo si el auto se usa es una realidad hace más de un año en Chile. Y durante la pandemia, que ha generado largos confinamientos, la fórmula ha demostrado ser exitosa. Pero ahora que los territorios se están desconfinando, ¿Sigue siendo tan conveniente? ¿Es momento de cambiarse a un seguro tradicional? o ¿es mejor quedarse en el por kilómetro?.

A partir de este lunes nuevos territorios comenzarán su desconfinamiento. Y en muchos casos la gente saldrá en sus automóviles. Para volver al trabajo, ir a los establecimientos comerciales que iniciarán su reapertura, o a la ansiada visita con familiares o amigos, usando mascarilla.

Desde que en marzo el gobierno decretó el Estado de Emergencia y comenzaron las cuarentenas, los toques de queda y una serie de restricciones al movimiento de las personas y los bienes, el auto se convirtió de pronto en un objeto de poco uso. Las fotos de los vehículos acumulando polvo en sus estacionamientos o a la intemperie fueron una tendencia durante algunas semanas en redes sociales y de mensajería.

Pero también en este tiempo la industria aprovechó de promocionar y vender -bastante bien, según agentes del sector- los seguros por kilómetro recorrido, en que uno paga la tarifa base que cubre al vehículo ante diversos riesgos -unos $ 13 mil regularmente para un auto de cuatro puertas de gama media- más un adicional por la suma de todos los kilómetros recorridos. Ello permitió que bajaran las cuentas de quienes se mantuvieron encerrados en casa y tenía este seguro.

Pero ahora que comienza la desescalada, ¿sigue siendo conveniente? ¿Es mejor cambiarse a un seguro tradicional? o ¿Seguir con el por kilómetro andado? No hay que olvidar que en estos seguros el pago mensual puede variar de un mes a otro en función de cuánto uno usa el auto.

Los profesores de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, Esteban Olivares y Guillermo Rebolledo coinciden en que este tipo de seguros es ideal para quienes manejan o salen poco y/o se mueven en transporte público o bicicleta.

Te conviene: Si tras el desconfinamiento seguirás con teletrabajo y un ritmo de bajo uso de tu auto, lo mejor es mantenerte con este seguro por kilómetro. O cotizarlo. Así ahorrarás.

Por ningún motivo: No te conviene este tipo de seguro si usas el auto como herramienta de trabajo o lo compartes con otra persona, como un familiar.

Hay que tomarlo cuando estás seguro o bastante seguro que no tendrás recorridos mensuales mayores del límite de kilómetros que haría que la póliza a cueste más que un seguro tradicional.

Saca bien las cuentas: La suma de viajes cortos pueden disparar el costo. Olivares y Rebolledo insisten: este seguro se recomienda solo si tienes la certeza de que tu auto se moverá muy poco. ¿Y qué es tan poco?

“Es variable: 10 mil o aún 15 mil kilómetros al año puede considerar considerarse un bajo kilometraje en Chile, por lo que recorrer 1.000 kilómetros al mes puede considerarse bajo”, sostiene Olivares.

Ojo con taller y repuestos: Que el kilometraje haga que el costo del seguro sea variable, suena muy bien y atractivo, pero Rebolledo recomienda fijarse en las coberturas propias de un seguro de auto: la asistencia en caso de problemas en el camino, los talleres de reparación y sus repuestos y también el auto de reemplazo. “Hay que fijarse si están incluidos en esa tarifa o se toman de manera adicional”, recomienda. Por eso, antes de comprarlo. Pregunte el valor de “los extras”

Entrar y salir: Una pregunta frecuente recuente de los consumidores es si conviene comprar este seguro ahora en medio del desconfinamiento y pasarse a uno tradicional cuando o la normalidad y la economía comiencen a mostrar signos de reactivación. “Si uno sabe con antelación que usará poco su vehículo, durante seis meses por ejemplo, convendría tomarlo por ese periodo al menos y después volver al sistema tradicional, siempre teniendo la especial precaución de no quedar sin cobertura” recomienda Olivares.

Pero Rebolledo añade que “siempre y cuando las condiciones de las pólizas lo permitan”.

Fuente: Diario Financiero (15/08/2020)
Benchmarking. Información de la competencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.