ARTÍCULO: “Superintendente de Bancos anuncia que se exigirá tercera clave para clientes”

Además, el regulador interpuso una denuncia ante el Ministerio Público contra los responsables de las filtraciones.

El superintendente de Bancos, Mario Farren, informó ayer que tras las filtraciones de bases de datos de trabajadores de Santander y BBVA Chile, así como las de clientes de BancoEstado, se pedirán mayores medidas de seguridad informática a los actores de la industria financiera.

“Vamos a requerir a los bancos que respecto a las tarjetas de crédito, aceleren los planes para la modernización de la tecnología con la que se opera las tarjetas de crédito y vayamos a una tercera clave”, sostuvo el regulador.

Farren apuntó que la implementación de esta medida “permitiría reducir significativamente el fraude en compras no presenciales”.

Algunos actores del mercado ya cuentan con esta medida, como Santander, Banco de Chile Scotiabank, Banco Falabella y CMR.

El regulador, en compañía del encargado presidencial de ciberseguridad, Jorge Atton, anunció la presentación de una nueva denuncia ante el Ministerio Público contra los responsables de las filtraciones de datos por “generar alarma pública”.

El superintendente afirmó que también ha estado en contacto con el Ministerio del Interior para monitorear la situación.

La autoridad regulatoria agregó por filtración de bases de datos de 80 mil clientes de BancoEstado, descartó que haya “riesgo de fraude”.

Frente a la divulgación de antecedentes de trabajadores de Santander y BBVA Chile dijo que “esta información no está sujeta a reserva”.

El regulador expresó que “la información con los listados de empleados de instituciones es información que circula con bastante frecuencia, de la cual disponen las asociaciones de empleados. No necesariamente es información pública, pero definitivamente esa no es información que se haya filtrado de una institución”.

Molestia en los trabajadores bancarios
La Confederación de Sindicatos Bancarios y Afines manifestó que las filtraciones son “altamente preocupantes” y consideró como “absolutamente temerarias y graves” las declaraciones de Farren.

La agrupación sindical rechazó “que los antecedentes de todos los trabajadores de esta industria no estén en absoluto y debido resguardo”.

Además, apuntaron que sus dichos “valida la filtración de la información al restarle importancia”.

Los trabajadores bancarios consideraron que “no basta con denunciar estos hechos al Ministerio Público, es menester tomar y exigir a todos los bancos que tomen ahora ya, las medidas correspondientes para evitar la repetición de estos hechos”.

La Confederación espera que tanto la Asociación de Bancos como la Superintendencia “extremen las medidas de seguridad y garanticen a todos los usuarios del sistema”.

 

 

Fuente: Diario Financiero 30/08/2018
Benchmarking. Información de la competencia